El buen samaritano, eres tú.

El buen samaritano, eres tú.

Lucas 10:30 NTV
Jesús respondió con una historia: -Un hombre judío bajaba de Jerusalén a Jericó y fue atacado por ladrones. Le quitaron la ropa, le pegaron y lo dejaron medio muerto al costado del camino.

 

En Lucas 10:30, la palabra "hombre" proviene del hebreo "adam," que no solo se refiere a un individuo, sino que también lleva consigo la connotación de humanidad en un sentido más amplio.

¿porque esto es importante?

Porque un exegeta encuentra riquezas verdades significativas en palabras que suelen parecer comunes.

Esto establece un contexto rico al ilustrar que la responsabilidad del prójimo se extiende a toda la humanidad no solo a un individuo en particular.

 La palabra "descendió" tiene su raíz en el hebreo "yarad," que implica descender moralmente.

por lo tanto, aunque hubo un descenso literal y físico del cuerpo, Elohim quiere que entiendas algo más.

Este descenso no solo se refiere al acto físico del hombre herido, sino también tiene connotaciones morales, subrayando la vulnerabilidad humana.

Así, la elección de esta palabra agrega capas de significado al relato, destacando la importancia de la compasión en momentos de necesidad.

Solo con dos palabras, correctamente interpretadas tenemos un significado vital para la humanidad independientemente de su inclinación religiosa.

Considerando solo estos puntos YHVH revela la responsabilidad universal hacia la humanidad y la necesidad de compasión, incluso en situaciones donde la vulnerabilidad es evidente.

La parábola del buen samaritano, desde esta perspectiva, nos llama a superar barreras y mostrar amor práctico hacia quienes están en necesidad, independientemente de su origen o situación.

Gis, tu amiga que no te miente.

Shalom💕 shalom💕 

 

Torna al blog

Lascia un commento